InicioCómo funcionaLista para usarInvestigaciónPreciosFAQContacto

El Poder de los Videojuegos para Estimular el Cerebro

El poder de los juegos es evidente en el entrenamiento corporativo, ya que ha facilitado el proceso de entrenamiento. La formación basada en juegos también ha llevado a empleados mejor cualificados. Además de producir empleados bien entrenados, los minijuegos de vídeo también tienen un gran impacto en la mejora de la funcionalidad del cerebro.

 

Los juegos digitales mejoran las habilidades cognitivas y afectivas, lo que conduce a una toma de decisiones y conclusiones mejor informadas. Fortalecen los músculos del cerebro al igual que los ejercicios físicos fortalecen los músculos. Constantemente involucran al estudiante y mejoran la funcionalidad de su cerebro. 

 

Jugar juegos casuales trae a los estudiantes en un flujo, en el cual ellos tienen un enfoque energizado, lleno de participación y disfrute. El juego les despeja la cabeza mientras se concentran en dominar el juego. Esto a su vez los prepara para aprender, porque no hay pensamientos que interfieren cuando aparece el contenido o la pregunta. 

 

Algunos de los modos en que los juegos casuales estimulan el cerebro: 


Mejorar la resolución de problemas

 

Los empleados tienen que tomar una decisión informada para alcanzar el nivel deseado o alcanzar un objetivo determinado. Esto les permite pensar críticamente antes de tomar cualquier acción. Por ejemplo, a un aprendiz se le puede presentar una situación de juego desafiante. Las decisiones que tome en fracciones de segundo medirán si son elegibles para el siguiente nivel o no. 

 

Mejorar la memoria

 

Al principio del juego casual, un empleado recibe instrucciones sencillas que debe recordar durante todo el juego. El recuerdo constante de estas instrucciones mejora la memoria. Además, el uso de conceptos en niveles anteriores mejora la memoria, mejorando así la retención de conocimientos. El dominio de las teclas del teclado para permitir la realización de ciertas tareas también puede mejorar la memoria de un empleado.

 

Mejora la velocidad del cerebro

 

Este es uno de los principales poderes de los juegos casuales. Un aprendiz recibe constantemente estímulos visuales y sonoros. Por lo tanto, el cerebro está en constante trabajo para interpretar estos estimuladores. Los empleados que realizan una formación basada en juegos, están en una mejor posición para interpretar los diferentes estimuladores y aún así producir un trabajo de calidad.

 

Mejora la concentración y la atención

 

Se requiere que los estudiantes tengan los ojos fijos en los acontecimientos del juego. Por ejemplo, disparar o tener que construir una fila. Los juegos digitales también facilitan la producción de dopamina que despierta el placer. A cambio, se produce acetilcolina que facilita la concentración. Además, el deseo de progresar al siguiente nivel aumenta la concentración.

 

Mejora la coordinación

 

En los juegos casuales, el alumno debe tener una coordinación adecuada de sus movimientos visuales, físicos y auditivos. A través del juego constante de los juegos digitales, el cerebro es capaz de coordinar mejor estos movimientos incluso en la vida real de trabajo.

 

Aumento de la masa cerebral

 

Un estudio realizado por investigadores del Instituto Max Plank en Alemania encontró que jugar a juegos digitales es responsable del aumento del tamaño de ciertas regiones del cerebro. Estas regiones cerebrales son responsables de la formación de la memoria, las habilidades motoras finas y la planificación estratégica. El estudio también resaltó que las personas que juegan videojuegos han aumentado la materia gris en la corteza prefrontal derecha y en el cerebelo.

 

Mejora las habilidades sociales

 

La capacitación basada en juegos que facilita la competencia entre individuos o equipos mejora las habilidades sociales de los empleados. ¿Por qué es este el caso? Los empleados se comunican constantemente a lo largo de todo el programa de formación sobre su desempeño, lo que conduce a relaciones más significativas y casuales. Los empleados aprenden habilidades sociales que les permiten hacer nuevos amigos y retener a los viejos en el lugar de trabajo y fuera de él.

 

Veredicto 

 

El poder de los juegos afecta la funcionalidad general del cerebro de una manera positiva. A través de juegos casuales, los empleados mejoran su coordinación, sus habilidades sociales y de resolución de problemas y también mejoran la velocidad del cerebro. Este método de formación permite a los alumnos absorber más fácilmente el contenido y, por lo tanto, es prudente que las empresas utilicen juegos casuales como medio de formación de sus empleados.

Un momento por favor...
Si el sitio web no responde,
contáctenos.

Contacto Cerrar